Recuperando la vendimia tradicional

Son muchos los lugares a lo largo de la geografía española, en los que, durante esta época, se están llevando a cabo las tan esperadas vendimias. Es por todo ello, que hoy estamos recuperando el método de vendimia tradicional. El método que utilizaban nuestros antepasados y que hoy en día perdura todavía en algunas bodegas, sobretodo para consumo particular.

El método de vendimia tradicional es la excusa perfecta para reunir a las familias y amigos que quieren colaborar en tan ardua tarea. En el pasado, este proceso requería mucho tiempo y esfuerzo debido a la cantidad de viñedos que podían tener las familias. Hoy en día el esfuerzo y el tiempo dedicado a ello es menor, ya que cada vez son menos las personas que cuentan con viñas para uso particular y aquellos que las tienen es en menor cantidad.

Como se venía haciendo de manera tradicional, partiremos de la recogida de uva en la viña y su posterior traslado a la bodega, y haremos un recorrido por los diferentes pasos a seguir hasta obtener el tan ansiado mosto.

RECOGIDA DE LA UVA EN LA VENDIMIA TRADICIONAL

Al amanecer se reúne la gente en el campo y comienza el proceso de recolecta de la uva. Es importante que se realice durante las horas del día cuando el sol apenas se deja ver y hace menos calor, ya que la uva se mantendrá en mejores condiciones hasta su llegada a la bodega.

recuperando vendimia tradicional recogida de uvas

Siguiendo el método de vendimia manual, ya que antiguamente no se contaba con maquinaria especializada para esta tarea, se procede a cortar los racimos utilizando una tijera de vendimia o corquete, seleccionando minuciosamente aquellos que estén en su momento de maduración óptimo, ya que para elaborar un buen vino es imprescindible utilizar las mejores uvas.

Los racimos cortados se van colocando cuidadosamente en los cestos, los cuales , una vez que esten llenos, se descargarán en el remolque del tractor, imprescindible aunque sean viñas pequeñas ya que se tienen que desplazar al lagar varios kilos de uvas.

RECUPERANDO EL TRASLADO A LA BODEGA EN LA VENDIMIA TRADICIONAL

Una vez recogida la uva, ¡Comienza el trabajo! (Cómo que ya llevamos poco 😛 ).

Aprovechamos a tomar un descanso mientras el tractor va sin prisa pero sin pausa por los caminos, hasta llegar al ventano de la bodega (puerta de entrada para la descarga de las uvas), ¿Alguién penso que se descargaba también con los cestos? ¡No! Se colocará el remolque enfrente del ventano o zarcero y con una horca o herramienta similar se irán tirando las uvas al lagar.

RECUPERANDO LA VENDIMIA TRADICIONAL MEDIANTE LA EXTRACCIÓN DEL MOSTO

Desde el momento que la uva se ha cortado de la cepa y se ha depositado en el cesto, ésta ya ha empezado a soltar sus jugos, por lo que cuando estamos tirando las uvas por el ventano el proceso de extracción del mosto ya ha empezado.

Ya con toda la uva en el lagar, comienza una de las partes más entretenidas, ¡A ponerse las botas! y no es broma, en la mayoria de los casos y por motivos de higiene,no se pisa descalzo, nos pondremos unas botas de goma limpias para pisar la uva y así continuar con la extracción del mosto. Pero esto no es todo, como es imposible sacar todo el mosto simplemente pisando, las bodegas tradicionales cuentan con un sistema de prensado artesanal que principalmente consta de la piedra, el huso, la viga y el entremiso, mediante los cuales remataremos la extracción del mosto de la uva.Este mosto se dirigirá a través de una canaleta a un depósito adyacente al lagar llamado pilo.

pisando las uvas en el lagar en la vendimia tradicional.

ALMACENAMIENTO EN BARRICA

Desde el pilo, trasladaremos el mosto a las cubas utilizando un motor. El mosto será filtrado para que no pasen uvas enteras y pepitas tras el pisado y prensado en el lagar.Previamente se habrán reservado las uvas de mejor calidad para una vez depositado el mosto en las cubas echarlas enteras y éstas hagan la función de «madre» y así garantizar que el vino tenga el color y calidad adecuados.

A partir de aquí, las levaduras (pequeños organismos unicelulares que se encuentran en la uva) al entrar en contacto con el mosto empezarán su función y transformarán el azúcar en alcohol lo que denominamos fermentación.